Reiki Egipcio SKHM

El Reiki Egipcio o SKHM es la energía sanadora que se usó y se enseñó en los templos del antiguo Egipto.

Se dice que este sistema de sanación con la energía universal del amor incondicional corresponde a la energía  del sistema estelar de Sirio.

El Reiki Egipcio o SKHM utiliza la fuerza de los cinco elementos, Tierra, Fuego, Aire, Agua  y Éter para sanar al paciente, abriendo los chakras de la persona y equilibrándola espiritualmente. En este sentido debemos saber que:

  • El elemento TIERRA es la energía que nos conecta y fundamenta en la vida, necesario para el equilibrio de los demás elementos.
  • El elemento AGUA es una energía suave, persistente y fresca, que ayuda en los procesos emocionales.
  • El elemento FUEGO quema los bloqueos, equilibrando el campo magnético.
  • El elemento AIRE ayuda a la comunicación y en la respiración y funciones asociadas.
  • El Éter facilita la cirugía psíquica cuando ésta es necesaria.


La diferencia fundamental entre otros tipos de Reiki y el Reiki Egipcio o SKHM es que el primero canaliza la energía de fuentes elevadas mientra que el SKHM utiliza la energía vibracional de los elementos elevándola  para el equilibrio y la sanación.

El Reiki Egipcio o SKHM, como hemos mencionado, fue traído por Sekhmet, quien destruye todo lo que ya no es válido e instaura la sanación en el mundo.

El SKHM como fuerza o poder, se conecta con nuestro propio proceso de valorización, enriquecimiento y crecimiento personal.

Los beneficios de una sesión de Reiki Egipcio o SKHM se producen inmediatamente tras esta, y a menudo se traducen en una sensación de paz y relajación mental. A veces las personas sienten frío o calor, otras veces un surgir de emociones que estaban enquistadas, emociones de entusiasmo, emociones de agotamiento. Los efectos de la sesión duran entre 3 días y 3 semanas. Durante este periodo es conveniente beber abundante agua y buscar espacios para la relajación.

Se pueden tratar afecciones crónicas o agudas, físicas, emocionales, mentales o espirituales. No pretende en cualquier caso, ser sustituto de tratamientos médicos.

El Reiki Egipcio o SKHM devuelve el equilibrio al cuerpo, promoviendo la salud y reduciendo actitudes negativas que conducen a la enfermedad. El Reiki Egipcio o SKHM refuerza el sistema inmune, siendo efectivo en programas de entrenamiento físico o bien para promocionar la salud.

El Reiki Egipcio o SKHM trabaja más en la causa que en el síntoma. La energía SKHM encuentra su camino hacia el área o plano afectado y necesitado en la medida precisa.

Existe un protocolo estandarizado de tratamiento de SKHM, aunque finalmente en muchas ocasiones, es la propia comunicación subconsciente interpersonal la que guía las manos del terapeuta hacia el área del receptor afectada a cualquier nivel.

El Reiki Egipcio o SKHM es una técnica completamente segura y fácil de aprender por cualquier persona para ayudarse a sí mismo y a los demás. Uno de los efectos de la iniciación es que las personas suelen abrir su corazón a un enfoque de sus vidas más empático, más afectivo, más inclinado a servir a los demás con amor y sinceridad.

Algunos de los beneficios del Reiki Egipcio o SKHM son:

  • Acelera el proceso de desarrollo espiritual.
  • Asiste en la manifestación de nuestros deseos o metas.
  • Aumenta nuestro poder psíquico y los procesos sensitivos (ver, sentir, percibir…)
  • Aumenta nuestro impulso de vida y nos afirma en el presente.
  • Aumenta la conciencia de quiénes somos y de nuestras relaciones.
  • Ayuda en la depresión post-parto, en estados depresivos y ansiosos.
  • En niños es muy eficaz en casos de dislexia y autismo y trastornos del aprendizaje.
  • Equilibra los hemisferios cerebrales: izquierdo y derecho.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN